sábado, agosto 12, 2017

Lo que sigue




 José Luis Peregrina Solís

Comer, desde luego…
Bañarme, rasurarme,
vestirme decentemente,
Salir, tomar el aire…
Sentarme en la terraza de un bar,
tomarme dos o tres cervezas…
Divagar…
Tal vez encuentre a alguien con quien platicar…
Quizás me agrade, quizás no…
No es tan importante.
Lo más seguro es que regrese solo a casa.
Cenar, tomarme mis pastillas…
Ver una película ligera en la tele…
Escuchar música en la compu…
Mecerme un rato…
Adormecerme, pasarme a la cama,
apagar la luz, abrazar mi almohada,
distenderme, dormir profundamente…
La pesadilla matutina del sábado 12 se habrá borrado.
Despertaré mañana, domingo 13, lúcido y tranquilo.
Mis ambiciones a corto plazo son sencillas.
Tanto, que es una incorrección llamarlas ambiciones…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido a los comentarios. Cualquiera es válido si se hace constructivamente y con respeto.